Realidad

Hace algunos años el ayuntamiento de Monza, en Italia, prohibió a los propietarios de animales domésticos tener pececitos de colores en peceras redondeadas.

El promotor de esta medida la justificó diciendo que es cruel tener a un pez en una pecera con las paredes curvas porque, al mirar hacia fuera, tendría una imagen distorsionada de la realidad.

Pero ¿cómo sabemos que nosotros tenemos la visión verdadera, no distorsionada, de la realidad? ¿No podría ser que nosotros mismos estuviéramos en el interior de una especie de pecera curvada y nuestra visión de la realidad estuviera distorsionada por una lente enorme?

La visión de la realidad de los pececillos es diferente de la nuestra, pero ¿podemos asegurar que es menos real?

El Gran Diseño – Stephen Hawking y Leonard Mlodinow

Los minutos de vida que quita un cigarrillo

En un estudio publicado en el British Medical Journal y que he leído en la revista Quo, se analiza el tiempo de vida que se pierde con cada cigarrillo.

El fumador promedio debe perder más de un año de vida (dado que el fumar comienza a matar a partir de los 50) y menos de 30 (ya que la expectativa de vida es de 80 años). Por lo tanto, si calculamos la media geométrica de 1 y 30, el resultado es 5. Cinco años, como promedio, mueren los fumadores antes que los no fumadores.

Ahora supongamos que has comenzado a fumar a los 18, y continúas haciéndolo hasta los 70. Suponiendo que fumas una cajetilla al día, has fumado 52 (años) x 365 (días) x 20 cigarrillos: 379.600 cigarrillos. Basta dividir 5 años (reducción de la expectativa de vida) por la cantidad de cigarrillos fumados para saber cuánto te afecta cada uno: 0,000013. A esta cifra basta multiplicarla por el número de segundos que hay en un año (31.536.000) para obtener los segundos que nos resta cada pitillo: 410. Casi 7 minutos.

Rizando el rizo, cada calada (si damos 7 caladas) nos resta poco menos de un minuto de vida. Comparando esto con la realidad, este estudio publicado en el British Medical Journal asegura que la diferencia entre la expectativa de vida de fumadores y no fumadores es de seis años y medio, y que el fumador promedio consume menos de 20 cigarrillos por día, lo que arroja un resultado de que cada cigarrillo te quita 11 minutos de vida.

Así que ya sabéis todos los fumadores, con cada cigarrillo 11 minutos menos de vida, y 5 años menos como promedio. Además con un coste económico total enorme, y las molestias causadas a los no fumadores.

A reflexionar pues: ¿Merece la pena engancharse a este vicio? ¿Tan bueno está un cigarrillo la primera vez que lo pruebas, como para seguir fumando?

¿El Origen de Todo Mal?

Aprovechando estas fechas de semana santa, hoy traigo dos documentales del científico Richard Dawkins, de una serie titulada “¿El Origen de todo Mal?”, donde pone de manifiesto el enfrentamiento entre Religión y Ciencia, creacionismo o evolución, fe o razón.

Para el autor, las religiones y las creencias en los distintos dioses, son el origen de multitud de los males que aquejan a la sociedad de hoy en día y a sociedades anteriores a lo largo de toda la historia.

Les dejo con estos dos documentales emitidos en el canal Channel 4 y que están alojados en Google Video con subtítulos en español.

Véanlos y reflexionen en estas fechas tan significativas.

La Ilusión de Dios

El Virus de la Fe

Para quien quiera profundizar en este autor, le recomiendo sus libros “El Gen Egoísta” y “El Espejismo de Dios“.

“Todos somos ateos respecto a la mayoría de dioses en los que la humanidad ha creído alguna vez. Algunos de nosotros simplemente vamos un dios más allá”.
Richard Dawkins.

El Gran Fraude del Calentamiento Global

Existe un cierto debate en torno a la posibilidad actual de que el hombre esté influyendo más o menos en el clima de la Tierra y también lo hay sobre las influencias que pudo causar en el pasado.

Resulta difícil pensar que todas nuestras emisiones de gases, aun siendo éstas de efectos contradictorios en muchos casos, y toda la destrucción de los medios naturales llevada a cabo de forma cada vez más acelerada no deba afectar de alguna forma al clima. El problema es hasta qué punto la contribución del hombre ha podido y puede cambiar el curso natural del clima y la forma en que lo hace actualmente y lo ha hecho en el pasado.

Hace unos meses, el Canal 4 de televisión del Reino Unido emitió un documental controvertido. Con el título The Great Global Warming Swindle (El Gran Fraude del Calentamiento Global), cuestionó el punto de vista ampliamente aceptado de que las emisiones de dióxido de carbono producidas por el hombre son las responsables del calentamiento del planeta, basándose en las opiniones de importantes científicos.

A continuación enlazo dicho documental (con subtítulos en castellano), para que puedan verlo directamente aquí con una duración de 1 hora y 13 minutos, y se puedan formar su propia opinión con respecto a este polémico tema.

Para saber más:

El Proyecto de la Consciencia Global

Hace tiempo que escuché en el programa de radio La Rosa de los Vientos, de la cadena Onda Cero, una historia bastante curiosa y por ello me decidí a buscar más información en Internet.

Planeta TierraEn la Universidad de Princeton existe una pequeña caja que genera números aleatorios y que según muchos investigadores (incluyendo científicos de varias universidades respetadas en todo el mundo) puede “predecir” eventos de escala global. Este experimento se llama el Proyecto de la Consciencia Global, y comenzó en agosto de 1998. Desde entonces se ha ido ampliando hasta 40 lugares distribuidos por todo el mundo, desde los cuales se generan y registran datos segundo a segundo.

Las máquinas se encargan de generar números 1 y 0 de forma aleatoria (el mismo efecto que lanzar una moneda al aire) y los resultados son impresos en un gráfico. Las leyes de Probabilidad dictaminan que el generador debería dar igual cantidad de unos y ceros. Cualquier desviación de esto formará un pequeño cambio en la curva del gráfico.

Gráfica del ProyectoSegún estos científicos, las desviaciones son irrefutablemente notables cuando hay eventos de trascendencia mundial, como año nuevo. Y donde realmente la cosa se pone interesante, es que de igual manera, las desviaciones se vieron en eventos como la muerte de la princesa Diana de Gales, el bombardeo de la OTAN en Yugoslavia, el 11 de septiembre, el tsunami en Asia o terremotos importantes.

Interesante fenómeno ya que la fuente es seria, los investigadores implicados siguen el método científico y hay respetables universidad envueltas en el asunto.

Ante estos resultados, sólo cabe una gran pregunta: ¿Interfiere el subconsciente colectivo de alguna manera en los resultados de la máquina?

Más información en la Página oficial del proyecto o en Red Nova News.

El Número Áureo

El número áureo (sección áurea, razón áurea, media áurea, divina proporción o número de oro), representado por la letra griega Φ (fi), es el número: 1,61803398…

Número Áureo

¿Y qué tiene de especial esta cifra? Pues que está considerado como el número de la belleza.

Matemáticamente hablando, podemos definirlo como aquel número al que, tanto si le sumamos uno como si lo elevamos al cuadrado, sale el mismo resultado. Sin embargo, lo verdaderamente misterioso es que se trata de una cifra que podemos encontrar en sitios como en el crecimiento de las plantas, en las piñas, en la distribución de las hojas de un tallo, en la formación de las caracolas, en el carné de identidad, en las tarjetas de crédito, en casi todas las cajetillas de tabaco y en el Partenón.

O en el ejemplo de lo que es un cuerpo armonioso: el hombre de Vitrubio, de Leonardo da Vinci. Si dividimos la altura del ser humano por la distancia del ombligo a la punta de los dedos obtendremos el número áureo. Y no sólo eso: en 1966 se descubrió que la relación que existe entre abejas hembras y machos en una comunidad es cercana al número áureo. Ahora es posible que no nos resulte sorprendente que el Partenón pueda enmarcarse en un rectángulo áureo (aquél que del cociente de su longitud por su altura sale el número áureo)…

Más información en la Wikipedia.

Escépticos Vs Paranormales

Desde hace tiempo he podido comprobar como en el mundo del misterio y lo paranormal hay una lucha abierta y sin concesiones. Por un lado están los que niegan todo fenómeno paranormal (videncia, fantasmas, ovnis, etc), llamados Escépticos, y por otro las personas que se dedican a estudiar estos fenómenos (el otro bando les llama despectivamente Magufos).

No tomo partida, en principio, por ninguno de los dos bandos, ya que desde siempre me he considerado una persona que cree en la ciencia y en que su método es el único válido para demostrar cualquier fenómeno, y por otro también soy aficionado a programas y revistas que tocan el fenómeno paranormal.

No estoy con los Escépticos porque ellos, en la mayoría de los casos, niegan sistemáticamente cualquier fenómeno paranormal, sin aportar pruebas ni estudiar las que hay, sin ni siquiera dar una explicación científica que refute dicho fenómeno. Es decir, para mi no adoptan una verdadera postura científica.
Un ejemplo lo tenemos en la reciente noticia publicada en el diario El Mundo, donde un periodista, sin prueba ninguna, tacha de farsantes tanto a los investigadores de las Caras de Bélmez como a la alcaldesa del pueblo, acusándolos de crear ellos mismos las caras. Los Escépticos se han hecho eco de esta noticia rápidamente para atacar a sus opositores, sin dar ninguna prueba científica que demuestre lo que afirma el periodista.

No creo en videntes, sanadores, curanderos ni en la gran cantidad de casos de fraude que se dan en el mundo de lo paranormal, pero siento gran curiosidad por multitud de fenómenos que están perfectamente estudiados y para los que no hay una explicación científica: Por ejemplo en la Sábana Santa o los Ovnis.
No digo que en el mundo del misterio no existan verdaderos timadores, pero también hay gente seria que hace una excelente labor de investigación.

Si queréis tener vuestra propia opinión, os dejo con algunos enlaces que defienden estos bandos: