Mi relato «Triste Alegría» en la radio

He creado un vídeo, con mi relato «Triste Alegría» que dramatizó el programa de radio «La Rosa de los Vientos» de Onda Cero.

Este relato pertenece a mi libro » Esperanza frente a la sombra» que puedes comprar en formato papel, en la siguiente dirección:

http://www.lulu.com/spotlight/josemarg

O bien, puedes descargarlo totalmente GRATIS en formato PDF, en la siguiente dirección:

http://goo.gl/6ZAnZL

Más información aquí:
http://www.josemarg.com/wp/?page_id=1602

Uno de mis relatos en la radio

El día 24 de febrero, el programa de radio La Rosa de los Vientos, de Onda Cero, uno de los de más audiciencia de la radio española, emitió una dramatización de mi relato «Triste Alegría«.

Para mí es un gran orgullo, ya que hace unos 10 años que sigo este programa semanalmente, desde los tiempos en que lo presentaba el maestro Juan Antonio Cebrián, y ahora con Bruno Cardeñosa.

Os dejo 2 enlaces para escuchar el relato:

1) Desde la web de Onda Cero (dándole al icono de Play, que aparece debajo de la foto):
http://www.ondacero.es/audios-online/la-rosa-de-los-vientos/microrrelatos/microrrelato-triste-alegria_2014022300029.html

2) Para descargarlo o escucharlo en vuestros dispositivos desde mi cuenta de Dropbox:
http://goo.gl/2NRMuC

A ver qué os parece.

Os recuerdo que os podéis informar sobre como comprar o descargar mi libro gratis, con este y más relatos y poemas en la siguiente dirección:

http://www.josemarg.com/wp/?page_id=1602

BOTÓN, BOTÓN

BOTÓN, BOTÓN, de RICHARD MATHESON

El paquete estaba junto a la puerta —una caja de cartón sellada con cinta, la dirección y sus nombres escritos a mano: Señor y Señora Lewis, 217 E. calle 37, Nueva York, Nueva York, 10016. Norma lo levantó, abrió la puerta y entró al apartamento. Apenas empezaba a oscurecer.

Después de haber puesto los trozos de cordero en la parrilla, se sentó y abrió el paquete.

Dentro de la caja de cartón había una unidad provista de un botón y sujetada a una pequeña arca de madera. Una cúpula de vidrio cubría el botón. Norma intentó levantarla pero estaba sellada. Volteó la unidad y vio un papel doblado y pegado con cinta adhesiva a la parte inferior de la caja. Lo desprendió: El señor Steward los visitará a las 8 p.m.

Norma colocó la unidad del botón a su lado, sobre el sofá. Releyó el mensaje impreso, sonriendo.

Unos minutos después regresó a la cocina para hacer la ensalada.

El timbre sonó a las ocho en punto. —Yo abro —gritó Norma desde la cocina. Arthur estaba en la sala, leyendo.

Había un hombre pequeño en la entrada. Se quitó el sombrero cuando Norma abrió la puerta. —¿Señora Lewis? —preguntó cortésmente.

Sigue leyendo