Todos mis teléfonos móviles hasta hoy

En los años 2005 y 2013 escribí dos entrada en este blog, hablando de los teléfonos móviles que había tenido hasta la fecha. Esta entrada es la actualización a noviembre de 2017.

Todos mis teléfonos móviles hasta hoy

A lo largo de mi vida he tenido 9 teléfonos móviles. No son muchos, teniendo en cuenta que los suelo apurar bastante, y sacarles bastante partido. Desde 1999 que me compré el primero, salen a uno cada dos años.

(1999) Mi primer móvil fue un Panasonic G520. Guardo muy gratos recuerdos de él, no así de la operadora Telefónica Movistar. Era un móvil sencillo de manejar y que pocas veces fallaba. Incluso tenía vibración. Lo malo es que era muy largo (con antena) y por lo tanto lo llevaba en una funda colgado, ya que era imposible llevarlo en el bolsillo del pantalón.

(2000) El segundo móvil fue un Alcatel One Touch Easy, de la novedosa promoción Dúo de Amena. Mi exnovia y yo compramos un pack de dos teléfonos y así nos salía más barato hablar. El teléfono era bastante malo, fallaba mucho, las teclas con el tiempo dejaban de responder y había que estrujarlas para que funcionaran. La oferta del Dúo fenomenal, muy barata. Cuando me cansé de él, mi madre lo usó una temporada y luego no sé donde acabó.

(2001) Ante la baja calidad del anterior teléfono, mi exnovia me regaló para mi cumpleaños el siguiente, un Nokia 3210. Muy cómodo de manejar y fiable. Como novedad es que al ser más pequeño que los anteriores, podía llevarlo en el bolsillo. Como punto negativo, no tenía vibración.

(2003) El siguiente teléfono fue un Siemens MT50 (modelo que sólo comercializó Amena). Pequeñito, muy cómodo. Lo dejé porque en el mercado estaban apareciendo los nuevos smartphones, con un sistema operativo capaz de instalar aplicaciones.

(2006) Mi primer smartphone, el Nokia 6630. Con el sistema operativo Symbian, se le podían instalar aplicaciones, navegar por Internet, cámara de fotos, etc. Como yo lo quería usar con tarjeta prepago, lo tuve que comprar libre, por lo que me salió caro, aunque luego lo amorticé al no estar sujeto a ningún contrato.

(2009) Seducido por mi primer cacharrito de Apple (un iPod Touch), me decidí sin ninguna duda a comprar un iPhone 3GS, y la verdad es que la experiencia fue de lo más satisfactoria. Tanto, que hoy en día estoy plenamente convencido a seguir comprando móviles de esta marca, por su calidad, diseño, y el hardware y software que integran. Hoy en día este móvil lo usa un hermano.

(2012) Al cabo de 3 años, y con nuevos modelos de móviles de Apple, me decidí a comprar el iPhone 5, con muchísimas más prestaciones que mi anterior móvil, con una cámara de fotos bastante buena, y un diseño espectacular.

(2014) Pasados 2 años desde el anterior iPhone, Apple me conquistó con un móvil, el iPhone 6, donde cambiaba el diseño, y ofrecía un mayor tamaño de pantalla, 4,7″. Más prestaciones y cámara fotográfica en un cuerpo de aluminio que fue superventas.

(2017) A los 3 años de la compra del anterior móvil, me apetecía enormemente cambiar de diseño de móvil y mejorar mi ya maltrecha batería, y Apple lo volvió a hacer, presentando su iPhone X. El móvil más bonito y potente hasta la fecha, con una cámara de fotos sobresaliente, que es el que actualmente disfruto, y espero que así sea por al menos 3 años.

¿Y vosotros, cuántos habéis tenido?

iPhone 5

Desde hace unas semanas soy un afortunado poseedor del nuevo iPhone 5.

Mi iPhone 5

Mi anterior smartphone, un iPhone 3GS, con 3 años de antigüedad, que aunque funciona todavía a la perfección, se estaba quedando ya un tanto obsoleto.

Como sigo encantado con el ecosistema de productos de Apple que tengo montando en casa (Macbook Pro, iPad, iPod Touch y iPhone), la elección de mi nuevo teléfono estaba clara.

No voy a entrar a relatar las bondades de dicho teléfono, ya que considero que en Internet hay suficientes páginas que lo describen detalladamente, aunque estoy plenamente convencido de que este teléfono cautiva cuando lo usas. Su diseño es tan espectacular que no hay nada mejor en el mundo, y la integración entre su hardware y su software es perfecta.

Para mi no hay ninguna duda. Puestos a elegir,  me quedo sin dudarlo con el iPhone 5.