Nada dorado permanece

El primer matiz de la naturaleza es dorado,
y para mantener su verde más intenso,
su hoja temprana es una flor
que vive tan solo una hora.
Y entonces la hoja muere para caer.
Así se hundió el Edén muy a su pesar,
así el alba desciende día a día.
Pues nada dorado permanece.

Robert Frost

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.