Para entrar pasen por la taquilla… o por el retrete

Acabo de leer en la bitácora de Marcel una noticia bastante curiosa:

El Museo de Ciencia de Londres tiene problemas para pagar sus altas cuentas de electricidad. Como se trata de un lugar de acceso libre, lo que tienen en mente para disminuir los gastos es aprovechar los excrementos que puedan recogerse entre los 14 baños para así generar electricidad.
El director del museo, Jon Tucker, mencionó que sería fantástico que los visitantes del museo pudieran dar algo a cambio por todo lo que este museo le aporta a la sociedad británica. Además, se estima que este museo recibe anualmente la visita de 3 millones de personas por lo que esta solución seguramente reducirá drásticamente el gasto en electricidad.
Según valores aproximados se piensa que con los excrementos de 100 mil visitantes se generará suficiente energía para mantener 500 bombillas.

De Reuters.

Puestos ya a pensar un poco, el Museo podría vender menús que hicieran que los visitantes tuvieran que ir rápidos al baño con una descomposición de la leche… o poner algunas exposiciones que dieran tanto miedo que la gente se cagara (pero dándoles tiempo a llegar a los baños)… o poner los baños con acceso a todo el mundo que pase por la calle, pero claro, estarían comerciando con mierda y eso puede que sea ilegal… y si no lo es… es bastante asqueroso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.