Origen

Cada nueva película del director británico Cristopher Nolan, se ha convertido para mi en una visita obligada al cine, desde que quedé maravillado por 2 de sus primeros trabajos, «Memento» y «El Truco Final«, y luego confirmada su genialidad con «El Caballero Oscuro«.

El talento y originalidad de Nolan para emocionarnos y asombrarnos con sus historias, es todo un regalo en el triste panorama cinematográfico de hoy en día.
Con «Origen» lo ha vuelto a conseguir y superar aún más si cabe, transportándonos al enigmático y vulnerable mundo de los sueños.

La película cuenta la historia de Dom Cobb, un hábil ladrón, el mejor de todos, especializado en el peligroso arte de extracción: el robo de secretos valiosos desde las profundidades del subconsciente durante el estado de sueño, cuando la mente está más indefensa.

Con reminescencias de películas míticas de la ciencia-ficción como «Matrix«, «Nivel 13«, «Dark City» o «Desafío Total«, o de maestros literarios del género como Philip K. Dick, «Origen» juega con la mente del espectador haciéndole dudar sobre cuestiones tan vitales como si carecemos de control sobre nuestras vidas, y si la realidad tal y como la conocemos no existe. Todo ello contado asombrosamente, con unas interpretaciones más que destacables (Leonardo DiCaprio está más que correcto y Ellen Page llena la pantalla con su talento y su cautivadora mirada), y con una magistral banda sonora a cargo del genio de Hans Zimmer.

Estamos ante una película imprescindible, llamada a ser una de las mejores películas de ciencia-ficción de todos los tiempos.

Nota: 5/5.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.