Sherlock Holmes

Desde que de niño leyera las obras completas del astuto detective creado por la pluma del genio Arthur Conan Doyle, siempre ha sido un personaje que me ha cautivado en gran medida.

Esta adaptación de Guy Ritchie, aunque basada en un cómic, me ha dejado bastante frío.

Su único mérito es la ambientación de la época, aunque a veces se note excesivamente el uso del ordenador.

Sus carencias muchas. El protagonista nos da una visión del personaje clásico bastante chulesca y pendenciera, rozando en la mayoría de sus intervenciones lo cómico (a lo que sin duda ayuda la banda sonora). Todo muy alejado del personaje clásico, bastante más serio y atormentado. Lo mismo pasa con el Dr. Watson, que en nada tiene que ver con el original, salvo en el nombre.
La historia tampoco ayuda, tornándose poco creíble y con muchas trampas al espectador que denotan la falta de originalidad.

Si de verdad quieren disfrutar con una película de Sherlock Holmes, vean «El Perro de los Baskerville» (1939) donde Basil Rathbone interpreta magistralmente al personaje.

En definitiva, se trata de un producto comercial más, destinado solamente a llenar los cines y vaciar paquetes de palomitas, que no dejará ninguna huella en el espectador. Para pasar el rato si no se tiene nada mejor que hacer.

Nota: 2/5.

2 pensamientos en “Sherlock Holmes

  1. Personalmente, la película me pareció del todo nefasta en cuanto a la manera de plamar al personaje de Serlock, 😥
    He leído los libros de este gran personaje y la película me ha parecido un insulto por no decir otro tipo de adjetivos.
    No la recomiendo en absoluto, lo ideal es leerse los libros, 😯

  2. Completamente de acuerdo con tu crítica.
    Mucho toque de efectos (en la escena del barquito falta Spiderman nada más) para maquillar un producto muy pobre. Pero mucho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.