El rodillo independentista gallego

Gran polémica la que se ha montado estos días en Galicia, ya que el cartel que anuncia que varias etapas de la Vuelta ciclista a España, que pasan por esta comunidad, no hace referencia por ningún lado a que se trata de dicha vuelta ciclista, ni mucho menos aparece la palabra España. Sólo aparece un mapa de Galicia con el trazado de dichas etapas.

Esto es una de las consecuencias que tiene que un partido minoritario como el BNG (Bloque Nacionalista Gallego), de tendencias independentistas, pueda mediante pactos de gobierno (con el PSOE) influir en gran medida en la política a nivel de comunidad autónoma y local. Un partido que poco a poco va radicalizando y tratando de imponer sus ideas, y que no refleja en ninguna medida el sentir de la mayoría de los gallegos.

Este es solo un ejemplo de tantos muchos que acontecen hoy en Galicia. Sólo tienen que ojear un poco los principales periódicos gallegos para ver más.

Otro por ejemplo sería el cartel del Festiclown (Festival Internacional de Clown de Galicia, como bien explican en su web), evento patrocinado por el Concello de Santiago (donde también gobierna en coalición el BNG con el PSOE) y que en su cartel pasa a ser el Festival Internacional de Clown de Galiza (topónimo no aceptado como oficial, y manejado por los independentistas para referirse a Galicia).

De tratar de imponer el idioma gallego a la fuerza, arrinconando el uso del español, ya hablaré otro día…

Con esta democracia, ¿cómo se hace para votar a un partido, si no quieres que luego pacte con otro?…

2 pensamientos en “El rodillo independentista gallego

  1. Acabo de leer “La quiebra de la historia progresista”, de Pío Moa, y quiero expresar mi protesta por el hecho de que los historiadores efectivamente progresistas no hayan sido capaces hasta la fecha de replicar a este seudohistoriador. Aparentemente, Moa demuele unos datos y argumentos que nos habíamos acostumbrado a creer establecidos de una vez por todas, y ahora resulta que es al contrario. Cuando salieron “Los mitos de la guerra civil” ya pasó algo de lo mismo, y me parece indignante. ¿Vamos a tener que tragarnos todos las falsificaciones de Moa solo porque otros historiadores son lo bastante vagos para no salirle al paso?
    Desde aquí quiero hacer un llamamiento para que esta situación cambie. Es mucho lo que nos va en ello.

  2. Completamente de acuerdo con tu entrada.

    En cuanto a lo que dice Jerónimo, y como aspirante a historiadora que soy, te digo que es muy difícil desacreditar a un historiador (porque Pío Moa es tan historiador como Javier Tusell (q.e.p.d.) por mucho que a algunos les pese) cuando éste se basa en hechos completamente reales sólo que poco conocidos. Tan malo es Moa como Moradiellos; ambos son partidistas y manipuladores, con la excepción de que lo que dice Moradiellos está de moda y lo que dice Moa -afortunadamente- pasó de moda.

    Personalmente me decanto por los autores extranjeros; donde se ponga Bennassar que se quite el resto. Es literalmente imposible tratar de manera objetiva acontecimientos recientes de nuestra historia en los que pudieron morir nuestros padres, abuelos y bisabuelos.

    Un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.