300

300El placer de contemplar un gran espectáculo visual, es lo que queda tras visionar la cinta del director Zack Snyder, que reproduce hasta el más mínimo detalle el cómic de Frank Miller y Lynn Varley, basado muy libremente en la batalla de las Termópilas entre soldados de Esparta y un ejercito persa que los aventajaba ampliamente en número.

Hace unos meses tuve la oportunidad de leer el cómic de Frank Miller, y viendo ahora la película, bien se puede decir que 300 es la mejor adaptación que se ha hecho nunca de un cómic, ya que recrea fielmente tanto sus viñetas como los diálogos. En mi opinión, mucho mejor conseguido que su predecesora en intenciones, Sin City.

Aparte del acierto visual, la película adolece de realidad histórica (se nos vende que Esparta luchaba por la libertad, cuando era un pueblo con siervos y esclavos), y se trata de sustentar de forma mayestática en la historia épica de los soldados espartanos.

Soldados de Esparta en 300

Frente a la espectacularidad de sus combates, coreografiados hasta el detalle en cámara lenta, y sus sorprendentes efectos digitales, la cinta rezuma un exceso de violencia, no apta para gente sensible, que se ve apaciguado porque en ningún momento se ven los litros y litros de la sangre derramada en color rojo, sino en uno más oscuro y menos llamativo.

Las actuaciones, encabezadas por Gerard Butler como el rey Leónidas y Lena Headey como su esposa, son correctas, no dando mucha oportunidad para el lucimiento.

Muy recomendada para amantes del cine de acción y los que disfrutan de los efectos visuales llevados al máximo.

2 pensamientos en “300

  1. Misósofos, para referirse a una obra cinematográfica se suelen emplear palabras que aluden al medio más usado para grabarlas. Entre ellas figuran, film o filme, película, o cinta. 😮

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.