“EL JUEGO DE GERALD“ de Stephen King

ÚLTIMO LIBRO LEÍDO: “EL JUEGO DE GERALD“ de Stephen King.

A raíz del estreno en la cadena Netflix, de la adaptación cinematográfica de esta novela del rey del terror, me decidí a leerla antes de su visionado.

“EL JUEGO DE GERALD“ de Stephen King

“El Juego de Gerald” es una novela escrita en 1992, bastante irregular y con demasiadas páginas para contar una historia oscura y perturbadora, una lucha por la supervivencia física y sobre todo mental muy desgarradora. Con una desarrollo en su mayor parte aburrido, llena de altibajos, logra al final generar un poco de interés, pero sin lograr llegar al aprobado.

La adaptación cinematográfica es digna, ya que desecha buena parte de las carencias de la novela, aunque la historia que cuenta sigue teniendo muchas lagunas.

Una de las pocas novelas que he leído de Stephen King, que no recomiendo.

Argumento

En una cabaña aislada, desnuda y esposada a la cabecera de la cama, Jessie asiste inerte al macabro desenlace del juego erótico de Gerald, el hombre con quien ha convivido durante veinte años y que ahora está tendido en el suelo junto al lecho, muerto.
Sola, sin poder liberarse, acuciada por el hambre y la sed y asediada por los fantasmas del pasado, Jessie se enfrenta al desafío de sobrevivir a la situación, mientras va adquiriendo conciencia de que la realidad es aún más pavorosa que la peor de sus pesadillas.

Fragmentos

“El hombre titubeó un segundo, ligeramente fruncido el entrecejo, y luego cruzó el dormitorio y se llegó al tocador situado a la izquierda de la puerta del cuarto de baño. Se le iluminó un poco el semblante. Jessie le observó desde la cama, donde estaba echada, con los brazos levantados y extendidos, lo que la confería cierta apariencia de Fay Wray encadenada y a la espera del gran simio de King Kong. Tenía las muñecas sujetas a las columnas de caoba de la cama mediante sendas esposas. La cadena de los grilletes permitirían a cada una de las manos un movimiento de unos quince centímetros. No gran cosa.”

“Cualquier mañana, uno se despertaba en la cama sin saber que acaso fuera la última vez que lo hiciese.”

“Es extraño las cosas que una recuerda cuando cree que le ha llegado la hora de morir, ¿verdad?”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *