Los piratas venden a mitad de precio la última novela de García Márquez

Según leo en IBLNEWS, la nueva novela de Gabriel García Márquez, «Memorias de mis putas tristes» cayó presa de vendedores «piratas» y ya se puede adquirir en las calles del centro de Bogotá, antes que en las librerías.
Según parece es la primera vez que un libro es pirateado antes de salir y esta novela de 112 páginas se puede conseguir por menos de la mitad de su precio real de mercado.
Alguna copia original llegó a manos de editores ilegales que ahora están haciendo su Agosto.
«Memorias de mis putas tristes» rinde homenaje al escritor japonés, Yasunari Kawabata (1899-1972), premio Nóbel de Literatura en 1968, que exploró la importancia de la sexualidad durante la vejez.
Por su parte Gabriel García Márquez, que ganó el mismo premio en 1982, es actualmente uno de los autores vivos más leídos y también más «pirateados».

Como podemos comprobar todos los días, por debajo del mundo de los productos originales se mueve un submundo que día a día crece y se multiplica con infinidad de artículos: discos, películas, ropa, perfumes, relojes, libros… Todo se puede piratear y los métodos para hacerlo están cada vez más perfeccionados y las mafias que lo controlan más organizadas.

3 pensamientos en “Los piratas venden a mitad de precio la última novela de García Márquez

  1. Nunca se me hubiera ocurrido.. libros… Bueno, de siempre se han fotocopiado los manuales y los libros de texto, pero una novela…

    Personalmente (y no voy a este caso concreto) creo que se comienza a «piratear» un producto cuando el precio de este deja de ser la suma más o menos justa de gastos de producción, derechos de autor y beneficio industrial razonable para el fabricante (lease editorial, productora,…). Esto, hasta ahora, no había pasado con los libros, auqneu parece que van subiendo subiendo y subiendo…

    No se, no quiero meterme en polémica, y además desconozco detalles sobre este caso, que supongo será muy aislado…

  2. Leí por allí (no sé si es cierto) que Gabriel García Márquez, previendo el asunto de la piratería, publicó un capítulo final falso y cuando hicieron bastantes copias piratas publicó su libro original, con el capítulo final verdadero. Una buena forma (e inteligente) de pelear contra ese flagelo. Sin embargo, yo opino que la cuestión no está en luchar contra los piratas ni en apoyarlos sino en fomentar el nacimiento de una nueva sociedad del conocimiento que rompa los paradigmas de que la propiedad intelectual implica quitarle derechos a la gente… aplicar una de las tantas licencias libres a las nuevas publicaciones, permitiendo que sean redistribuidas libremente y legalmente… por ejemplo en CreativeCommons.com se explica bastante bien el asunto. Saludos desde Venezuela

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.