España eliminada por los tramposos

La selección española de baloncesto, que tan buen papel estaba haciendo en los juegos olímpicos de Atenas, fue eliminada por la de EEUU en su partido de cuartos de final. Es una injusticia que habiéndo quedado primera de grupo en la primera fase sin ninguna derrota, nuestra selección no haya pasado automáticamente a las semifinales, como ocurre en otros deportes olímpicos. También es injusto como los arbitros favorecieron a los norteamericanos durante el desarrollo del encuentro. Pero lo que de verdad clama al cielo es que dejen participar a los jugadores de baloncesto de EEUU siendo los únicos deportistas en los juegos que no tengan que pasar los controles antidopaje. Esta es la condición que ponen los norteamericanos para participar con sus jugadores de la NBA.
Como se deduce de esta condición, los norteamericanos muy probablemente jueguen dopados y esto atenta contra las normas de unos juegos olímpicos y contra el deporte limpio en general.
En otros deportes, los jugadores que no pasan los controles antidopaje (por negarse o por tratar de saltárselos) se considera que se han dopado.
El Comité Olímpico Internacional no puede seguir bajándose los pantalones ante el equipo norteamericano, y las federaciones de baloncesto deberían protestar airadamente o negarse a participar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.