La Iglesia sigue haciendo de las suyas

Haley Waldman, una niña americana de ocho años ha sido excomulgada por violar la doctrina Católica. La pequeña sufre un trastorno digestivo y no tolera el trigo por lo que durante la celebración de su comunión no pudo llevar a cabo todos los ritos para que fuera válida.
La diócesis de Trenton, en Nueva Jersey, invalidó la comunión de una niña de ocho años porque celebró el sacramento con una hostia hecha de arroz, en lugar de la tradicional que lleva harina de trigo.
La niña, Haley Waldman, sufre una intolerancia que le impide tomar derivados del trigo y azúcar, según informan varios medios.
La madre ha presionado a la diócesis y a El Vaticano para que hagan una excepción con su hija, alegando que las limitaciones físicas que sufre no pueden excluirla del sacramento religioso.
Que poco se parece esta Iglesia de los hombres y la que se supone que predicó Jesús…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.