Origen

Cada nueva película del director británico Cristopher Nolan, se ha convertido para mi en una visita obligada al cine, desde que quedé maravillado por 2 de sus primeros trabajos, «Memento» y «El Truco Final«, y luego confirmada su genialidad con «El Caballero Oscuro«.

El talento y originalidad de Nolan para emocionarnos y asombrarnos con sus historias, es todo un regalo en el triste panorama cinematográfico de hoy en día.
Con «Origen» lo ha vuelto a conseguir y superar aún más si cabe, transportándonos al enigmático y vulnerable mundo de los sueños.

La película cuenta la historia de Dom Cobb, un hábil ladrón, el mejor de todos, especializado en el peligroso arte de extracción: el robo de secretos valiosos desde las profundidades del subconsciente durante el estado de sueño, cuando la mente está más indefensa.

Con reminescencias de películas míticas de la ciencia-ficción como «Matrix«, «Nivel 13«, «Dark City» o «Desafío Total«, o de maestros literarios del género como Philip K. Dick, «Origen» juega con la mente del espectador haciéndole dudar sobre cuestiones tan vitales como si carecemos de control sobre nuestras vidas, y si la realidad tal y como la conocemos no existe. Todo ello contado asombrosamente, con unas interpretaciones más que destacables (Leonardo DiCaprio está más que correcto y Ellen Page llena la pantalla con su talento y su cautivadora mirada), y con una magistral banda sonora a cargo del genio de Hans Zimmer.

Estamos ante una película imprescindible, llamada a ser una de las mejores películas de ciencia-ficción de todos los tiempos.

Nota: 5/5.

En Tierra Hostil

Cuando me dispuse a ver «En Tierra Hostil«, la gran incógnita que se me planteaba era la de si era merecedora de haber ganado el Óscar a la Mejor Película del año 2009, y otros 5 Óscars más. Tras su visionado, puedo contestar afirmativamente a esa pregunta, dando unas cuantas pistas que ayudarán a comprender dicha opinión.

La película estadounidense cuenta el intenso día a día un comando especializado en desactivación de explosivos durante la guerra de Irak, al mando del impredecible y temerario sargento James (muy bien interpretado por Jeremy Renner). Fue filmada en el Oriente Medio, Jordania, a escasos kilómetros de la frontera con Irak.

Su directora, Kathryn Bigelow, consigue en todo momento que sintamos el vértigo, la tensión y el subidón de adrenalina que viven los protagonistas en la primera línea de fuego. Rodada con una estética parecida a un documental, consigue aportar mayor verosimilitud a la historia que se nos cuenta, y la hace acreedora por méritos propios de la mejor película hasta ahora sobre la guerra de Irak.

Ha sido la película ganadora del Óscar más barata (no llega a diez millones de euros) y la que menos ha recaudado (en todo el mundo, unos 15 millones de euros). Como curiosidad decir que le arrebato el Óscar a la gran favorita en todas las quinielas, Avatar, dirigida por el ex-marido de Bigelow, James Cameron, que fue el que la convenció para que finalmente rodara la película.

No es ninguna obra maestra, pero se trata de una buena película, muy recomendable.
Nota: 4/5

La Carretera

Hace unos años que leí «La Carretera«, novela premiada con el premio Pulitzer, del escritor estadounidense Cormac McCarthy (famoso porque la adaptación cinematográfica de su obra «No es país para viejos» ganó el Óscar de 2007 a la mejor película).

Una conmovedora novela que cuenta una historia post-apocalíptica, sobre un viaje emprendido por un padre y su hijo a través de parajes que fueron destruidos años atrás durante un cataclismo no especificado, que destruyó toda la civilización y la mayor parte de la vida sobre la Tierra.

La adaptación cinematográfica de la novela, a cargo del director John Hillcoat, acierta en todo momento al retratar de manera sobrecogedora, la lucha por la supervivencia del padre y su hijo, la situación de auténtica desesperanza en la que se encuentran, y el deambular por un aterrador mundo que se desintegra a pasos agigantados.

Si el trabajo de Hillcoat posee una notable fuerza visual, ambiental y sentimental, las interpretaciones de Viggo Mortensen como el padre, y Kodi Smit-McPhee como el hijo, son admirables.

Destacar también la impresionante fotografía a cargo del español Javier Aguirresarobe, y la emotiva banda sonora de Nick Cave, que en todo momento se funde perfectamente con la trama.

Muy recomendable.
Nota: 4/5.

Bienvenidos a Zombieland

«Bienvenidos a Zombieland» es una comedia gamberra donde un grupo muy dispar de supervivientes debe enfrentarse a la amenaza de un mundo dominado por hambrientos zombis.

A lo largo de la película los protagonistas tendrán que elegir qué es peor: si confiar los unos en los otros o sucumbir ante los zombis y su insaciable apetito por la carne humana.

Dirigida por Ruben Fleischer, tiene una primera media hora muy buena, con un ritmo trepidante y una originalidad que hará las delicias de los aficionados al género. Destacar las imágenes a cámara lenta, aderezada con una banda sonora con grupos de rock.

Pasada esa primera media hora, la película baja bastante. Se ralentiza y cae en tópicos muy manidos. Una pena, porque prometía bastante.

Destacar las actuaciones de la pareja protagonista: Woody Harrelson y Jesse Eisenberg, y la aparición de la prometedora actriz Emma Stone.

Para pasar el rato, echar unas risas, sin exigirle demasiado.

Nota: 2/5.

Up

Para que una película de animación pase a formar parte de las mejores películas del año (incluída su nominación a los Oscars en la principal categoría), muchos tienen que ser sus méritos.

Historia que comienza con unos primeros minutos geniales, donde se nos presenta una película que se mueve por los sentimientos. Un amor verdadero, que supera al tiempo, y que sirve a nuestro protagonista (fiel reflejo físico del genial actor Spencer Tracy) para justificar su increíble aventura-locura.

Pixar se supera en cada película con una animación espectacular, con grandes dosis de humor, y toca la fibra sensible del espectador. La banda sonora de Michael Giacchino (también compone en Lost), es muy buena y ganó el Oscar.

Muy recomendable para pasar un buen rato en familia.

Nota: 4/5.

Sherlock Holmes

Desde que de niño leyera las obras completas del astuto detective creado por la pluma del genio Arthur Conan Doyle, siempre ha sido un personaje que me ha cautivado en gran medida.

Esta adaptación de Guy Ritchie, aunque basada en un cómic, me ha dejado bastante frío.

Su único mérito es la ambientación de la época, aunque a veces se note excesivamente el uso del ordenador.

Sus carencias muchas. El protagonista nos da una visión del personaje clásico bastante chulesca y pendenciera, rozando en la mayoría de sus intervenciones lo cómico (a lo que sin duda ayuda la banda sonora). Todo muy alejado del personaje clásico, bastante más serio y atormentado. Lo mismo pasa con el Dr. Watson, que en nada tiene que ver con el original, salvo en el nombre.
La historia tampoco ayuda, tornándose poco creíble y con muchas trampas al espectador que denotan la falta de originalidad.

Si de verdad quieren disfrutar con una película de Sherlock Holmes, vean «El Perro de los Baskerville» (1939) donde Basil Rathbone interpreta magistralmente al personaje.

En definitiva, se trata de un producto comercial más, destinado solamente a llenar los cines y vaciar paquetes de palomitas, que no dejará ninguna huella en el espectador. Para pasar el rato si no se tiene nada mejor que hacer.

Nota: 2/5.

Bichos Raros

Os presento a continuación un cortometraje titulado Bichos Raros, dirigido por Estívaliz Burgaleta y Alegría Coyantes y rodado en Santiago de Compostela.

Aunque ya tiene un par de años, merece la pena visionarlo por dos razones fundamentales:

1) Por su originalidad (ha ganado varios premios en festivales), y con el que más de uno se sentirá identificado.

2) Porque sobre el segundo 55 de metraje, y el minuto 9 y 12 segundos, aparece en pantalla mi suegra (la mujer con blusa roja a la derecha) haciendo de extra. Fue su primer corto pero no el último, jeje. Supongo que fue así como poco a poco llegó Penélope Cruz a Hollywood.

Qué ustedes lo disfruten: